Header_Hist

El 2 de febrero de 1952 las primeras religiosas hac√≠an su profesi√≥n en la misa celebrada por el Obispo de Barcelona, D. Gregorio Modrego Cas√°us, en la capilla del Palacio Episcopal. Nac√≠a la Compa√Ī√≠a del Salvador.

Por medio de sus votos se consagraban definitivamente a Cristo para servir a la Iglesia en el Instituto Religioso recién fundado, a través de su carisma y espiritualidad propios.

El nacimiento de la Compa√Ī√≠a tiene como punto central de su historia un nombre propio:¬†Madre Mar√≠a F√©lix Torres.¬†Ella, que respondi√≥ con la totalidad de su ser al llamamiento de Dios Nuestro Se√Īor, contin√ļa invitando hoy, con su ejemplo, a¬†seguir con generosidad y fidelidad los planes de Dios en la vida personal de cada uno.

 

M. María Félix Torres, Fundadora

Img_MF_JPIIb-1024x813

Mar√≠a F√©lix nace el 25 de agosto de 1907 en la villa de Albelda (Huesca). A los cinco a√Īos, debido al trabajo de su padre, su familia se traslada a la colonia de Seira, en el Pirineo aragon√©s. Despu√©s de recibir una esmerada educaci√≥n, obtendr√° la licenciatura en Ciencias Qu√≠micas en la Universidad de Zaragoza.

A los 14 a√Īos, cuando estudiaba el Bachillerato en L√©rida, vive por primera vez la experiencia de los Ejercicios Espirituales seg√ļn el m√©todo de San Ignacio de Loyola. Siente muy intensamente la llamada del Se√Īor, y la respuesta, seg√ļn leemos en su diario, no puede ser m√°s clara y decidida: “Soy suya plena y conscientemente para siempre”.

A trav√©s de sus directores espirituales jesuitas, se entusiasma con la espiritualidad de San Ignacio. En 1932 la llamada sentida en los Ejercicios y madurada a lo largo de los a√Īos de estudios, se concreta en una vocaci√≥n profundamente ignaciana, la propia de la Compa√Ī√≠a del Salvador. El d√≠a 15 de agosto de 1934, junto a su primera compa√Īera, Carmen Aige, hace un voto privado de gastar su vida en provecho de las alma y servicio de la Iglesia. La mayor gloria de Dios, siguiendo a Cristo, unida a √Čl, se convierte en la raz√≥n de su existencia. Sinti√≥ un gran gozo al descubrir que en aquel mismo d√≠a, 15 de agosto, pero cuatro siglos antes, San Ignacio de Loyola y sus primeros compa√Īeros hab√≠an hecho un voto parecido en Montmartre, Par√≠s.

Poco a poco se le van uniendo otras j√≥venes universitarias. El 11 de octubre de 1940, entonces festividad de Santa Mar√≠a, Madre de Dios, reciben permiso del obispo de Barcelona para vivir en comunidad. En 1944 D. Gregorio Modrego, obispo de Barcelona, erige la P√≠a Uni√≥n de la Compa√Ī√≠a del Salvador y aprueba sus primeras Constituciones. En 1952 pasa a ser una Congregaci√≥n religiosa de derecho diocesano y el 2 de febrero de ese mismo a√Īo emiten su profesi√≥n las diecisiete primeras religiosas de la Compa√Ī√≠a. En 1986 la Compa√Ī√≠a obtuvo de la Santa Sede la gracia de la aprobaci√≥n pontificia.

Durante 18 a√Īos, la Madre Mar√≠a F√©lix Torres sirve a sus hermanas como Superiora General. Dios le asign√≥ dentro de su Iglesia la parcela de la educaci√≥n cristiana de la juventud, sobre todo universitaria. Con este fin abri√≥ en Espa√Īa y en Am√©rica los Colegios Mater Salvatoris, que tienen como fin propagar el carisma que el Se√Īor le concedi√≥: adhesi√≥n al Papa, amor tierno a la Sant√≠sima Virgen y hacer de los j√≥venes fermento evang√©lico en la sociedad para llevarla a Jesucristo.

Hasta su muerte en la Casa de Madrid, Curia General, la Madre Mar√≠a F√©lix fue con toda verdad “alma y madre” de la Congregaci√≥n. En espera de la resurrecci√≥n de los muertos, sus restos descansan en el cementerio de la Casa de Espiritualidad de la Compa√Ī√≠a del Salvador en Mota del Marqu√©s (Valladolid).